Restauración de escritorio

Este magnífico escritorio de estilo rococó nos lo trajeron hecho un desastre porque había estado recibiendo sol a lo bestia durante mucho tiempo, lo que había quemado el cuero del tablero, estropeado el barniz y abarquillado las incrustaciones de madera hasta romperlas en varias zonas.

Hicimos un trabajo de recuperación exquisito cuyo resultado habla por sí solo.


 .