Solución para suelo incompleto

Cuando esta pareja compró este piso, se encontraron con que el anterior dueño les había dejado en el salón un aparador muy viejuno de esos que ocupan toda una pared, y al quitarlo ¡oh, sorpresa!, debajo no continuaba la tarima de madera que cubría el suelo de la estancia.

El caso es que la tarima estaba en buen estado y querían conservarla, pero poner un añadido en esa parte dejaría un parche muy feo en el salón.

Nuestra solución consistió en levantar parte del suelo pieza a pieza para mover la tarima de la zona de la terraza incorporada al hueco dejado por el aparador. Así, todo el salón tenía ahora un suelo de tarima continuo, y para la parte de la terraza pusimos un suelo cerámico de imitación pizarra.

 


 .